espejos-para-estética

Sin categoría

El ABC de las brochas de maquillaje

7 Ago , 2017  

Delgadas, de bolsillo, grandes, con colores, con formas, suaves, profesionales y principiantes, no importa cuál sea la que estés buscando estamos seguros que encontrarás una para ti pues son un producto que no puede faltar en tu cosmetiquera.

Hay mujeres que no conciben su vida sin una brocha para maquillarse, y es que se han convertido en todo un artilugio pues hacen la diferencia entre lo que podría parecer todo un maquillaje profesional, aun siendo principiante, y una pequeña jugando con su primer set de princesa.

¿Conoces para qué es cada brocha, cómo mantenerlas limpias y en qué momento desecharlas? Estas son tres de las cosas básicas que hay que saber sobre las brocas de maquillaje si quieres evitar los molestos granitos en la cara o que tu maquillaje quede como el de una profesional.

Tipos de brochas:

  1. Para el polvo. Con esta sellarás la base líquida y todos los productos en crema que hayas puesto en tu rostro. Es una brocha grande y con la punta redonda.
  2. Para rubor. Es un poco más pequeña que la anterior, pero es la única diferencia pues es igual de suave y redonda de la punta.
  3. Para aplicar la base. Si lo tuyo es la base líquida te recomiendo que uses esta, pues la punta aplanada y suave aplica de forma uniforme por todo tu rostro tu base favorita.
  4. Para sombras. Esta brocha es indispensable –aunque las hay de muchos tamaños y formas- una básica te ayudará a difuminar muy bien las sombras. Es más pequeña y corta de la punta.
  5. Para difuminar o para bronzer. Por su forma en diagonal, ayuda a que el bronzer se difumine perfectamente por el contorno de tu cara.
  6. Esta brocha es más pequeña que la anterior, pero tienen la misma forma y ayuda a maquillar tu ceja y, en ocasiones, la usan para hacer delineado.

Limpiar tus brochas ya es muy fácil hoy en día, solo necesitas shampoo para bebé, una manga para lavarlas (opcional) e invertir un poco de tu tiempo.

  1. Humedece tus brochas.
  2. Coloca un poco de shampoo para bebé y talla suavemente sobre la manga para lavar brochas. Sino cuentas con uno, puedes tallarlas (debe ser suavemente para evitar el desgaste prematuro) con la palma de tu mano.
  3. Enjuaga con agua tibia y deja que se sequen sin exprimirlas.

La vida útil de las brocas de maquillaje varía, pues dependerá de quién estemos hablando; por ejemplo, si es tu primer kit y estás aprendiendo sobre el mundo del maquillaje, lo ideal es que las laves cada tres semanas y te duran alrededor de cinco años, pero si se tratara de un profesional lo mejor es cambiarlas cada mes o antes y lavarlas después de cada uso.

Ahora ya lo sabes todo, corre por tus primeras brocas de maquillaje y experimenta lo que sea necesario, que no te engañen más los espejos para estética y hazlo tú misma. No te preocupes por el costo, pues hay unas de muy buena calidad y a costos accesibles, como Bissú.

No te vayas sin compartir este post con todos tus amigos en redes sociales y regálanos un LIKE. Si tienes dudas, escribe todo en la caja de comentarios y te contestaré a la brevedad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

www.000webhost.com